Internet y arte: las órbitas del sol

¿Qué sería del arte en el siglo XXI sin la tecnología?

por Ruth Armas
14 Diciembre 2018
Teimpo de lectura -
Fotografía Por: Ruth Armas

Internet y arte: las órbitas del sol

Someone is going to tell you their most personal secret…remember the real people and lives behind these words. Have a sense of humor and perspective, be understanding; have an open mind and heart.

¿Cómo sería nuestra vida sin el internet? ¿Seríamos más felices? ¿Apreciaríamos más a nuestros seres queridos?; y otra más importante: ¿cómo sería la vida del arte en el Siglo XXI sin el Internet? 

Después de todo, esa red universal; esas ondas gravitacionales que nos hacen deambular por el espacio y a través del tiempo, le han provisto al arte una mayor difusión, ya sea que lo presenciemos como espectador o lo manifestemos cual creador. 

El arte, mediante cada uno de sus componentes, puede transformar a las personas. No es sorpresa. Después de todo, es un medio catártico, purificador, que nos ayuda a manejar nuestras tragedias, amores, dolores; canaliza las emociones que sobrelleva una persona. Pintura o garabatos; poemas en papel o pensamientos en el aire; manifestación cualquiera, el solo hecho de externar lo vivido, es terapéutico. Hay momentos que no sabemos cómo externar de ninguna forma lo que nos encontramos viviendo. No tenemos ni idea de cómo comenzar ese pincelazo, esa letra, esa nada que nos ahoga desde adentro; pero ¿qué pasa al llegar a un museo?, ¿al situarnos frente un libro?: nos topamos exactamente una pieza artística que nos suaviza el alma y, de pronto, dejamos de sentirnos solos. El Internet ha brindado acceso universal a esos libros; y a esos museos; nos ha hecho cómplices de muchos vicios, desde luego, pero también compatriotas de virtudes artísticas: espacio para difundir ideas; para escapar. También ha eliminado ese “elitismo” de antaño que rodeaba al arte. Con el Internet, todo se encuentra al alcance de un clic: museos, libros, bibliotecas, pinturas, enciclopedias, erotismo. 

Me considero apasionada por el arte: la catarsis o purificación que produce, ayuda a millones de personas por el mundo a recuperarse emocionalmente; a lidiar con problemas; a experimentar nuevas emociones; a sobrellevar la vida, pues. Sin el internet, la difusión que tiene el arte hoy en día, y el cual tiene un largo camino por recorrer, hubiese sido  posiblemente imposible. Y en esta vida tan compleja, sin ese acceso rápido al arte, seríamos una especie atrapada en un vaso.

Pero no hay que limitarnos al arte bajo la perspectiva creativa. El arte apreciado como espectador de igual manera nos ayuda.  Sí: el Internet nos ha alejado de muchas virtudes, pero al menos ha logrado acércanos el arte. Tanto que posiblemente ha hecho de nuestra sociedad una sociedad más abierta, empática y aceptante. Refugio emocional a los que no tienen a donde correr, ni tienen a personas con las que se pueden abrir. Recurro a una anécdota reciente en mi última visita al Museo del Hombre en San Diego: la maravilla que sentí al ver la exposición Post Secret, de Frank Warren.  

El autor la ideó por una razón: había comenzado a trabajar en una línea directa (hotline) para prevenir el suicidio. Notó entonces que cuando la persona al otro lado del teléfono comenzaba a desprenderse y hablar sobre la situación que la colocaba en la posición de un posible suicidio, el acto se podía prevenir. Así, se le ocurrió crear un portal donde las personas pudiesen desprenderse de eso que las atormentaba sin sentir la vergüenza inherente que generalmente se carga cuando se revela algún secreto (no ocultaríamos algo si no nos avergonzara). 

En pocas palabras, la exposición muestra los secretos en forma de postales de personas al borde del suicidio; todos, recopiladas por Frank Warren, precisamente en el Internet. Finalmente, haciendo presencia en diferentes museos de Estados Unidos.

Secretos de la exposisión de Frank Warren.

Postales; secretos; arte.

Todavía mis ojos no habían visto nada y supe de inmediato que sería un tipo de exposición que me iba a gustar. En una pared llena de portapapeles que sostenían las postales, generalmente con una imagen relacionada al secreto, fue donde tuve un momento donde no supe cómo encontrarme emocionalmente; esa catarsis de la que hablaba, esa purificación, se materializó sin más, ahí. Había todo tipo de confesiones; unas cuantas llenas de humor negro, otras tantas sexuales, amorosas; unas tan antiguas como el miedo a quedarse solo; también había fantasías, violaciones y otras meramente triviales. Algunas causaban gracia, otras no tanto, y otras no me hacían sentir más que lástima hacia el dueño de la postal que revelaba el secreto. Sentimientos petrificados en la pared; recopilados en la Internet.  

Internet y arte: órbitas de un sol, que no es otro, más que el ser humano.

Lee "Arteficial", por María José Gutiérrez Rodríguez

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

Concurso literario: Pandemioscopio

Bases para participar en el concurso literario de VOCANOVA, Pandemioscopio.

Seis mujeres en el banquillo de la dirección

Volumen Ocho

José Acevedo hace un recuentos de seis extraordinarias directoras de cine que quizá se excluya de la filmografía "mainstream" por, precisamente, ser mujeres. Esta presente lista busca resaltar aquellas producciones dirigidas por mujeres que se encuentran en plataformas de fácil acceso. Tras una breve carrera de actriz y años fungiendo como crítica de cine en la afamada publicación Cahiers du cinema, Mia Hansen-Løve puso su mirada en escribir y dirigir películas. Años después y con 7 películas realizadas, Mia se ha convertido en un estandarte de la industria cinematográfica francesa de este siglo. Su estilo es sencillo, sin muchos ornamentos, lo cual le permite enfocarse en los diálogos y en las expresiones y andar de sus personajes. Eden es la subida a la fama y el eventual declive de Paul, un DJ cuya vida está basada en el hermano de Mia, Sven Hansen-Løve. Partiendo en los 90 y finalizando a mediados del 2000, esta cinta se adentra en el mundo electrónico no solo en Francia, sino alrededor del mundo. Como dato curioso, al principio de la cinta se habla de los inicios de Daft Punk y al final ésta el dúo tiene un pequeño cameo. La puedes encontrar en: Prime Video

El objeto favorito del artista

Volumen Ocho

El cuerpo de la mujer ha sido sexualizado en el arte desde los inicios de la expresión artística del ser humana. Basta con mirar a la Grecia antigua, a los menos viejos Botticelli, para concluir, en opinión de la autora, que el arte visual está estructurado alrededor de la perspectiva masculina. Andrea Zuñiga recorre históricamente la ideología que se ha construido en torno al cuerpo de la mujer en la pintura y en el arte.

Cargar más